"Achieving the American Dream and Keeping It"

Because We Care!

​​​​​​​​​​​​​​One might wonder why an attorney with twenty years in practice, who has spent the light eight years preceding the housing crisis assisting homeowners facing foreclosure, would decide to open a real estate company.


The answer is simple: to avert another housing crisis.


I spent eight years assisting distressed homeowners keep their homes. For almost a decade, the housing crisis has been blamed on Wall Street, banks, mortgage brokers and most often, homeowners for "overextending themselves." The sad truth is that the first domino which led to the biggest housing crisis in the United States was real estate professionals.  

In the hundred of foreclosure cases  that my office handled, there was one common factor:  the homeowner was not fully informed, and sometimes misinformed, about what they were getting into when they purchased their home.  All too often, real estate professionals are only concerned with signing the client and closing the deal, and sometimes persuade buyers to purchase homes out of their financial reach. The buyer  ask for a ranch or a small home, and they are shown a large center hall colonial. They tell the realtor their budget is $300,000 and they are shown and sold a $500,000 home.  Maybe they are misinformed and told they can rent portions of their home for extra income, when in fact, those portions are not legally rentable. Major factors such as real estate taxes, homeowner’s insurance and other expenses are often left out the mortgage calculation conversation.  

Young, first-time home buyers are swept up in the excitement of buying a home, unaware of all the associated expenses and risks.  The slightest change in a homeowner's life, whether it's an unexpected expense or job loss, results in falling behind on their mortgage payments, and less ultimately, foreclosure. Foreclosures affect the community at large with reduced property values and less, money for sellers. The lack of screening, such as credit checks and assessment of buyers' ability to afford a home, results in canceled real estate transactions and missed opportunities.   

If we hope to avert another housing crisis, we must change how we do business as real estate professionals.  Real Estate agents have a  significant impact on communities.  Foreclosures cause financial distress which can lead to divorce and crime, affecting the overall quality of life in a community.  Real estate agents can be the catalyst of positive change in the overall economic state of our communities and help bring financial stability to all. 

I created Canale Realty LLC., to provide a professionally operated real estate company that will assist homeowners in not just getting to the closing, but to also ensure they can actually keep their homes in the long term.  My company strives to put homeowners in homes they want and can afford. We provide homeowners with the information and material they need to make informed decisions when making their purchase. We can assist sellers with selling their homes expeditiously by finding well-qualified buyers.


Our goal as real estate professionals should not only be to assist homeowners in reaching the "American Dream" on the date of the closing, but to maintain that dream. “The negative side of the American Dream comes when people pursue success at any cost, which in turn destroys the vision and dream. “  Azar Nafisi Quotes


Let's work together to keep that dream alive. 

By Anadel Canale, Licensed Broker

By Anadel Canale, Licensed Broker

Editorial

Tu eres Importante Para Nosotros

 


Uno podría preguntarse por qué una abogada con veinte años en la práctica, y cual ha pasado los últimos ocho años ayudando a los propietarios que enfrentan ejecución, se decidiera a abrir una compañía de bienes raíces? La respuesta es simple: Para evitar otra crisis de la vivienda. He pasado los últimos ocho años ayudando a los propietarios con dificultades para mantenerlos en sus hogares. Durante casi una década, la crisis de la vivienda ha sido atribuida a Wall Street, Los bancos, Corredores de hipotecas y más a menudo en los propietarios de viviendas para "extenderse demasiado a sí mismos". La triste verdad es que el primer "Domino" en la cadena de eventos que llevó a la crisis de la vivienda más grande de los Estados Unidos fue emanado de los profesionales de bienes raíces.

Había un factor común en los cientos de casos de ejecución hipotecaria que manejaba mi oficina; el dueño de casa no fue informado plenamente en cuanto a lo que se estaban metiendo cuando compraron su casa. En muchos casos, estaban mal informados. Todos los profesionales con mucha frecuencia de bienes raíces sólo se preocupan de la firma del cliente y cerrar el trato. Los propietarios de viviendas a menudo son convencidos para comprar casas fuera de su alcance financiero. Piden un rancho o una pequeña casa y se les muestra una gran sala del centro colonial. Le dicen a la inmobiliaria de su presupuesto es de $ 300,000.00 y que se muestran y venden una casa de $ 500,000.00. Ellos están mal informados en cuanto a la utilización de las propiedades, y se les puede recomendar que se pueden alquilar partes de su casa para obtener ingresos adicionales, cuando en realidad esas porciones no son legalmente alquilable. los factores más importantes, como los impuestos de bienes raíces, seguro de vivienda y otros gastos que los propietarios son responsables de la izquierda están fuera de la conversación.

El efecto desafortunado de este patrón de comportamiento es que la gente está comprando casas que están fuera de su alcance. El más mínimo cambio en la vida de un propietario (ya se trate de un gasto inesperado o la pérdida del empleo) da lugar a quedarse atrás en su hipoteca. Esto conduce finalmente a las ejecuciones que afectan a la comunidad en general.

Los vendedores no son inmunes a lo que ocurre en estas transacciones. Las ejecuciones hipotecarias causan una disminución importante en el valor de las propiedades dentro de una comunidad que resulta en menos dinero para los vendedores. La falta de detección, tales como el reviso de crédito y la capacidad de los compradores poder comprar y mantener una casa, causan resultados de cancelaciones y oportunidades perdidas.

Si tenemos la esperanza de evitar otra crisis de la vivienda hay que cambiar la manera en que hacemos negocios como profesionales del sector inmobiliario. Ese cambio tiene que venir de la primera ficha de dominó en la cadena de eventos "El agente de bienes raíces". Agentes de bienes raíces tienen un mayor impacto en nuestras comunidades de lo que puedan pensar. las ejecuciones hipotecarias siempre resultan causando angustia financiera a las familias. Esto puede conducir al divorcio, crímenes en las comunidades y una reducción en la calidad general de vida en una comunidad. Los agentes de bienes y raíces pueden ser el catalizador de un cambio positivo en la situación económica general de nuestras comunidades y con esto trae estabilidad financiera en la totalidad.

Canale Realty LLC., fue creada Para proporcionar una compañía de bienes raíces con profesionales dedicados para ayudar a los propietarios de viviendas en no simplemente llegar al cierre, pero en mantener sus hogares. Mi empresa se esforzará no tan solo para poner los propietarios de viviendas en los hogares que deseen sino también en los hogares que puedan pagar. Vamos a proporcionar a los propietarios con la información y el material que necesitan para tomar una decisión informada al hacer su compra. Vamos a ayudar a los vendedores en la venta de sus casas con rapidez mediante la búsqueda de compradores calificados. Nuestro objetivo como profesionales de bienes raíces no sólo debería ser ayudar a los propietarios de viviendas en alcanzar el sueño americano en la fecha del cierre, pero para mantener ese sueño. "El lado negativo del sueño americano llega cuando la gente persiguió el éxito a cualquier precio, que a su vez destruye la visión y el sueño. "Vamos a trabajar juntos para mantener vivo ese sueño.

image55